Cómo quitar el polvo de forma efectiva

Trucos para el hogarOs ofrecemos algunos trucos para quitar el polvo de los muebles y accesorios de nuestras casas de forma efectiva. Elije el que mejor se adapte a tu casa y tipos de muebles.

Cómo limpiar el polvo

Atribución foto: www.freepik.es

Teniendo en cuenta que más del 30% de la población es alérgica a los ácaros no es buena idea dejar que el polvo se acumule y que parte de él vaya a parar a nuestro sistema respiratorio.
Lo que está claro es que quitar el polvo con un trapo sin más lo único que conseguiremos es esparcir el polvo por doquier, y como lo que pretendemos es deshacernos de él pues hay que usar algo que lo atrape. Veamos algunos métodos, unos más recomendables que otros.

Bayetas atrapa polvo

Bayeta atrapa polvo
Las bayetas atrapa polvo son de un material sintético de micro fibras, que van impregnadas de unos productos químicos que atrapan el polvo y que en teoría no dejan residuo (aunque eso depende de la calidad ya que si he visto algunas que dejan un poco humedecido por donde la pasas, a saber que bueno será eso para ciertos materiales como la madera o las pantallas de TV, etc.).
Lo cierto es que son una solución rápida pero cara. El principal problema que les veo es el residuo que dejamos ya que no son reutilizables ni reciclables, y van a la basura con el consiguiente deterioro del medio ambiente.

Limpiar el polvo con agua

Desde luego es la solución más ecológica, un cubo de agua y una bayeta normal o de fibra, nada más. Tan solo mojamos bien la bayeta en el agua, escurrimos y pasamos por la superficie a limpiar. Con el paño humedecido conseguimos que el polvo no se esparza por todos lados, una vez que el agua quede sucia se cambia y listo.
Hay que tener en cuenta de que éste sistema no nos vale para muebles que no estén tratados (barnizados, etc) y tener ciertas precauciones donde haya electricidad.

Por supuesto se puede añadir al agua alguna solución jabonosa o productos multiusos que hay en el mercado, en éste caso deja de ser una solución totalmente ecológica aunque damos más efectividad a la limpieza.

Una buena idea es añadir un poco de glicerina al agua, la glicerina es un alcohol que no es tóxico, es inodoro e incoloro. Se disuelve muy bien en el agua y debido a su viscosidad atrapa el polvo que da gusto, además es muy buen disolvente y eso ayudará a quitar la suciedad más arraigada.

Consejos para quitar el polvo

  • Escurrir bien la bayeta para no dejar rastros de agua en demasía.
  • Empezar a limpiar siempre de arriba hacia abajo, de esa manera evitamos ensuciar lo que previamente hemos limpiado.
  • Hacer los pases de una tacada sin levantar el trapo, de esa manera dejaremos menos restos.
  • Enjuagar y secar bien las bayetas o paños después de usarlos para guardarlos, en caso contrario atacará el moho y otras bacterias.